Encuentros a primera vista?

Real, si.

Estás ahí, un día sin esperar nada mientras charlas desentendidamente disfrutando el momento cuando aparece. Crash, pum, ping-pang. Mirás y lo ves, lo que hacia mucho esperabas ver, esa otra mirada que te estaba buscando pero a la vez sin buscar.

Si, cursi como “Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos.” es lo que sentí y lo que siento al mirar atrás.

Rayuela se me viene a la mente, que historia.

Ese encuentro con alguien como si te conocieras de toda la vida. Mimos y ternura, conexión y atracción física, todo en una combinación hermosa, perfectactamente imperfecta.

Y me pregunto, hay que darle forma al amor? Tiene una forma? No lo podemos agarrar, ni sostener, ni mantener más que siendo y dejándolo ser, amándolo y esperando a que pueda florecer como en la primavera más osada con el clima más perfecto jamás existido.

El amor sin forma, o en realidad, aceptando la forma que tiene y va tomando. Sin presionar, sin ejercer control porque ya de solo pensarlo lo arruina.

871e0b397746da6b0d27239796cf6cb1

El amor como un sinfín de sensaciones, de piel de gallina, de mimos y besos que te despiertan sonrisas florecientes, brillantes, soñolientas, disfrutando de cada contacto aunque sea mínimo, el roce de las manos, de los labios, del labio con la nariz, de las panzas desnudas tocándose, del reír mientras besas, de los mimos que te nacen del corazón, del amor que necesitas dejar salir y que se exprese con tus manos. Un masaje por el rostro, por la panza, por la espalda, ese masaje que busca curar, amar, entregar luz. A veces me pierdo en otros pensamientos del como debería ser, o si fuera así o asa, o porque no puede ser de otra forma.
Y es que todo lo que aparece en la vida está para desafiarnos y ayudarnos a destaparnos, a crecer, vivir el amor mientras ambos quieren amar y dejarse llevar. Sin fechas, formas de, sin lugar ni tiempo. Sumergirse en ese fluir sin horarios, sin expectativas, sin roles, sumergirse en ese mundo donde parece que te estas poniendo al día con alguien que hace años no ves pero que al mismo tiempo ya es parte tuya.

Amar sin saber que va a pasar dentro de 24 horas, si, yo por lo menos me reconozco fluctuante, cambiante que nunca se que va a pasar mañana. Sinceramente.

Entonces, hoy que es, lo sonrío, lo siento, lo agradezco.

Un día por vez, un tissue por vez.

Una sonrisa por vez, una lágrima por vez, cada cosa cuando toca.

A m o r . que l i n d o . que sos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s