Cuando aparece esa Voz

el

Hoy estamos aproximadamente a una semana de que me venga, ya siento los síntomas. Ayer empezaron. Y con ella viene una etapa particular, admito completa y totalmente que soy cíclica, que mi cuerpo, mi mente y mi espíritu se van moviendo y transformando a través de ese ciclo. Generalmente en esta etapa previa aparece una voz tipo pájaro carpintero que machaca y machaca el tronco con una idea hasta que le doy la razón, una vez completado ese paso empiezo a machacar el tronco de los que me rodean y donde generalmente cae la gente con la que más paso tiempo y más confianza tengo.

luz-espumosa-bengala-fiesta-ano-nuevo_23-2147981633.jpg

Que paradójico, terminan siendo las personas que nos bancan los grises más grises y reales que tenemos dentro.

Siento que es una semana color gris, donde aparecen muuchas cosas interesantes y aprendizajes. Quizás cuando vamos tocando fondo y sacamos las cosas más feas y tristes de adentro es cuando más aprendemos, cuando más nos conectamos con ese costado que generalmente no queremos ver.

Y ahí estaba entonces, pintando un mueble mientras machacaba sobre todas las cosas que me parecían que había salido mal del día sin darme cuenta que el día iba pasando y en vez de disfrutar lo que estaba haciendo estaba pasándola mal. Sin estar donde estaba, sin estar viendo la pintura, el mueble, los detalles, que estaba haciendo una actividad artística, que estaba interviniendo un mueble y una idea que vi en mi mente y decidí hacerla realidad.

En vez de estar pensando lo afortunada que soy, el día que hacía, que tengo un amor y una vida hermosa, estaba machacando. Cuando llegó mi pareja la empecé a machacar también. Y así hablando con el me di cuenta que todo lo que me enojaba son cosas que no me permito a mi misma: que el por ejemplo ponga como prioridad sus cosas personales, que se quiera dar momentos de creación y de música, que quiera ir al gimnasio. Quería que el dejara todo eso como estaba haciendo yo, que no había hecho ningún plan, para estar solo conmigo todo el tiempo (?). Son momentos en que me sale una parte de mi personalidad que voy a llamar “culebrón”, aparece porque es parte de mi, porque la incorporé de chica. No vino conmigo, de eso estoy segura.

Pero cuando te crías con personas que te hacen callar por lo menos 4 veces al día, que no defienden tu arte sino que lo callan y lo ponen en ridículo. Quizás fue solo por miedo, porque quienes me rodeaban nunca pudieron expresar ese arte, o quizás también se lo hicieron callar. Entonces naturalmente les quedo el chip de hacerme callar a mi.

Me acuerdo que sufría mucho en silencio que me hicieran callar, que se me rieran cuando cantaba diciéndome que menos mal estudiaba otra cosa, que se burlaran de mi forma de pensar o ser. Siempre fue así desde que tengo uso de razón, lo que yo pienso y digo es digno para los demás de burlarse. Ya se acabó.

En fin, sin querer me creí que esa serie de pensamientos culebrones me representan y que soy yo así. Pero no, hoy decreto y decido que culebrón no es parte de mi. Me declaro una persona creativa, que puede dedicarse tiempo, escucharse y entender sus necesidades sin tener que prestar atención al otro.

Es re loco pero es como si tuviera dos (ja mientras escribía pensé “varías”) personalidades.

Personalidad: patrón de actitudes, pensamientos, sentimientos y repertorio conductual que caracteriza a una persona.

Entiendo que como ser consciente puede dar luz a ciertos aspectos de mi personalidad y repensarlos para saber si realmente hoy en día los vuelvo a elegir. Porque ese patrón de actitudes y pensamientos los vamos pensando y eligiendo cada día sin darnos la menor cuenta. Es como caminar por las mismas cuadras siempre al kiosco o super porque ya sabemos que por ahí vamos más rápido, es más lindo y no hay ningún vecino para saludar. Pero entonces un día elegís cambiar el patrón mental: esa parte de mi personalidad me trae angustia, dolor, reproches, falta de espontaneidad, hacen que pase un momento triste y malo en vez de estar agradeciendo y disfrutando.

 

Y acá una salvedad, no es tampoco que cuando uno piensa cosas o machaca está mal y hay que estar todo el tiempo agradecido. No es así, son distintos momentos.

Hoy en particular era culebrón diciéndome que yo estaba todo el día haciendo cosas para los dos, que el se dedicaba y ponía en prioridad las suyas en vez de a mi como yo a el. Y al creer que el no me estaba prestando la suficiente atención me di cuenta que la que no se estaba prestando atención era yo. En la excusa de que no hacía nada por el dejé de escribir, leer, tocar el ukelele y hacer cosas que me gustan y me hacen bien.

Como pareciera apropósito como cuando era chica que hacía algo para reprocharselo después al otro. Y eso a donde te lleva? Querer controlar todo.

Eso es culebrón también, una necesidad de ejercer control por sobre el otro. Ese control y orden no hace más que acallar la espontaneidad, el arte, el amor, la risa y termina convirtiendo las cosas en aburridas y forzadas. Realmente vale la pena?

Empecé un curso de coaching y realmente me está enseñando a entender que hay mucho en nuestra personalidad de interpretaciones y formas de ver las cosas que dependen de nosotros, del lugar donde estamos, de nuestra educación, del entorno y etcétera. Habrá muchas de esas cosas que no podemos ni reconocer, pero quizás haya muchas otras que si y que mientras nos demos cuenta de que no nos hacen bien y que preferimos re significarlas hacerlo. Hacernos cargo de nuestra responsabilidad frente a nuestra propia vida. Vine a disfrutar y hacer lo que me gusta, no quiero perder tiempo machacando y generando momentos tensos e incómodos.

Y sinceramente mientras más escribo más cuenta me doy que lo hago, igual que mi papá hacía en casa y cuando era chica. Apagar/frenar/terminar con los momentos de magia, de arte, de espontaneidad, de hablar fuerte, de decir malas palabras, de expresarse, de reírse, de bailar, de cantar. Automáticamente hacia callar, ponía en ridículo, se iba, se ponía serio.

Que loco poder darse cuenta de cosas así un día sábado solamente porque estuviste machacando y en vez de seguir dandole rosca decidiste frenar y re pensar de donde venía.

Y así escribiendo me doy cuenta que eso lo aprendí, lamentablemente, lo incorporé a mi personalidad, ahora la famosa “culebrón”. Hoy entonces, con las herramientas mentales y de conocimiento que ido adquiriendo decido darle luz a ese proceso, a dejar que se vaya. No lo quiero más. Al contrario, quiero hacer cosas que hagan que la luz se prenda, que la magia flote, que la risa aumente de volumen, que duela la panza hasta querer hacer pis, que los proyectos broten y sucedan, sin miedo.

Porque al final lo que calla es el miedo, a que no funcione, a quedar en ridículo, a que yo no puedo ser artista eso es para otros, no se cual habrá sido el proceso de mi papá yo me hago cargo de lo que me toca.

Gran día, grandes aprendizajes podemos alcanzar yendo más profundo en lo que nos sucede día a día. Simplemente si frenamos un segundo, si tenemos esos segundos de lucidez donde frenamos y lo vemos. Y ahí, si tomamos el valor y coraje de realmente mirarlo de frente podemos llegar a lugares hermosísimos, de conocimiento propio. De amor, de luz, consciencia, magia.

Si leyeron todo este choclo por favor dejenme su comentario, me interesa saber que opinan 🙂

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Giuliana dice:

    Jajaja si leyeron todo este choclo. Si lo leí!! Gracias amiga, decirte que lo leí en el momento justo, de machaque . Me inspira a frenar, a verme a escribirme. A hacer más consciente el proceso en el que vivo. Cuando leí gritar reír decir malas palabras jugar magia, todo eso necesito, que fluya, romper barreras, transformarme, no soy lo que soy sino lo que elijo ser. Porque me freno? Porque tengo miedo? Porque creo que mi forma de ser esta bien y es esta que soy ? Y si todavía me queda mucho por descubrirme? Que pasa si me saco el freno, si elimino las barreras que creo que están bien. Que pasa si pierdo el control. Necesito entender y creer que esta bien perder el control reírme hasta que me duela la boca y sienta que mi cara esta arrugada y mis ojos achinados. Que nada es tan serio como parece. Que la vida es un juego y mientras más fluye más sorprende. Te abrazo hermana amiga 🙏🏼♥️

    Me gusta

    1. Hazel dice:

      Hola hermosa!! Gracias por leer :). Me quedo con tu última frase Que la vida es un juego y mientras más fluye más sorprende.
      Te quiero mucho

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s